Buenos hábitos en salud bucal. Una sonrisa sana.

Sonrisa saludable, persona saludable: la importancia de la salud bucal.

De acuerdo con la Academia de Odontología General, existe una relación entre la enfermedad de las encías (periodontal) y complicaciones en la salud como el derrame cerebral y la enfermedad coronaria. Las mujeres con enfermedad de las encías también muestran mayor incidencia de embarazos prematuros y nacimientos de bebés con bajo peso.

Otras investigaciones muestran que más del 90 por ciento de todas las enfermedades sistémicas (enfermedades que involucran muchos órganos o todo el cuerpo) tienen manifestaciones orales, entre las que se incluyen inflamación de las encías, úlceras en la boca, boca seca o excesivos problemas en las encías.

Una mala salud bucal puede provocar problemas

Si no cuida sus dientes y encías, su mala higiene oral puede causar otros problemas de salud, entre los que se incluyen:

  • Dolor oral y facial. De acuerdo con la Oficina del Director general de Salud Pública, este dolor puede ser en gran parte debido a infecciones de las encías que sostienen los dientes y pueden conducir a la pérdida de los dientes. La gingivitis, una etapa más temprana de la enfermedad de las encías, y la enfermedad de las encías avanzada afectan a más del 75 por ciento de la población estadounidense.
  • Problemas cardíacos y en otros órganos principales. Las infecciones orales pueden afectar los órganos principales. Por ejemplo, el corazón y las válvulas cardíacas pueden inflamarse por endocarditis bacteriana, una condición que afecta a las personas con afecciones cardíacas o cualquier persona con tejido cardíaco dañado.
  • Problemas de digestión. La digestión comienza con los procesos físicos y químicos en la boca, y algún problema aquí puede causar insuficiencia intestinal, síndrome del intestino irritable y otros trastornos de la digestión.

Una sonrisa saludable es algo más que algo cosmético. Estudios indican que en una persona, la salud de los dientes y encías puede indicar el estado de toda su salud en general. Mala higiene dental se ha aunado a un alto riesgo de algunas enfermedades en adultos. Algunas personas tales como los diabéticos y las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad en las encías.