Salud Bucal

La importancia

Una correcta higiene bucal comienza desde el nacimiento de nuestras primeras piezas dentales, de ahí que, por parte de los padres enseñar y educar a sus hijos una correcta forma de cepillarse los dientes diariamente, creando así un hábito saludable  que contribuirá a una correcta salud bucal, que evitará problemas en el futuro como perdidas de piezas dentales, así como la transmisión de multitud de enfermedades que pueden afectar a distintos órganos de nuestro cuerpo.

En el Centro Clínico Dental A Estrada, entendemos que la educación relacionada con la higiene buco-dental y por consiguiente salud bucal, es un pilar fundamental para la salud integral de nuestros pacientes.

Consejos básicos

Para alcanzar una correcta salud bucal:

  • Cepillarse los dientes, por lo menos tres veces al día, después de cada comida, teniendo especial importancia los cepillados de la mañana y de la noche.
  • Utilización correcta de la seda dental, cepillos interproximales, en su caso, al menos una vez al día.
  • Uso de pasta dental adecuada a cada caso (ortodoncias, niños, pacientes periodontales, etc.).
  • Enjuagues bucales si así está indicado por nuestros especialistas, en función de cada caso.
Macro close up of woman's mouth eating strawberry.

Las visitas regulares al dentista pueden hacer más que mantener su sonrisa atractiva: pueden decirle mucho al dentista sobre su salud en general, incluso si puede estar desarrollando una enfermedad como la diabetes.

Nuevos estudios sugieren que la salud de su boca es un reflejo de la condición de todo su cuerpo. Por ejemplo, cuando su boca está saludable, lo más probable es que su cuerpo en general también goce de buena salud. Por otro lado, si la salud de su boca es mala, usted podría tener otros problemas de salud.

Ver un dentista regularmente ayuda a mantener su salud bucal en estado óptimo y le permite a su dentista observar otros desarrollos que podrían apuntar a otros problemas de salud. Un examen dental también puede detectar una nutrición e higiene deficientes, problemas de crecimiento y desarrollo, así como una mala alineación de la mandíbula. Proporcione a su dentista una historia clínica completa e informe a él o ella cualquier evolución reciente de salud, incluso si parece no estar relacionada con la salud de su boca.

Consulte el video explicativo.